06 agosto 2018

El Gigante Enterrado.


Nunca había leído nada de Kazuo Ishiguro hasta que alguien me regaló este libro, llamado El Gigante Enterrado (The Buried Giant, 2015), libro que seguramente nunca me hubiese comprado, ni descargado en el kindle. De hecho, luego de tiempo, lo agarré para leer ante la falta de otras opciones.

La cosa es que lo empecé sin entender mucho de que se trataba, pero a grandes rasgos narra la vida de una pareja de ancianos en una época medieval donde la gente ha olvidado su pasado. En un momento esta pareja de viejitos emprende un viaje para ver a su hijo, al que por supuesto mucho no recuerdan, ni saben bien donde está.

En el viaje se encuentran con un caballero de Arturo y a Horace su viejo caballo, a un guerrero, a un botija que casi se morfan unos ogros, y por supuesto, a un dragón hembra. Y se van develando una serie de hechos olvidados por los personajes que hacen que el relato se vaya volviendo interesante.

El libro va de menos a más, de forma permanente, y los últimos capítulos mas que leerlos, se devoran, eso sí, hay que ponerle ganas hasta llegar a la mitad.

También, supongo que es mejor si la pueden leer en inglés, por momentos me pareció que en la traducción se pierde alguna cosa.



10 abril 2018

Hablame de futurología....

Cuando consigamos aplicar a la perfección la tecnología inalámbrica, toda la Tierra se convertirá en un enorme cerebro (...) Vamos a ser capaces de comunicarnos entre nosotros al instante, sin importar la distancia. No sólo eso: a través de la televisión y la telefonía vamos a poder vernos y escucharnos los unos a los otros tan perfectamente como si fuera cara a cara, aunque intervenga una distancia de miles de kilómetros. Y los instrumentos a través de los cuales podremos hacer esto serán increíblemente sencillos en comparación con nuestro teléfono actual. Un hombre podrá llevar uno en el bolsillo del chaleco.

09 abril 2018




El verdadero problema de la humanidad es el siguiente: tenemos emociones del paleolítico, instituciones medievales y tecnología propia de un dios. Y eso es terriblemente peligroso

19 febrero 2018

Sesgos de inteligencia.


Lo más importante sobre los sistemas inteligentes y de aprendizaje automático que estamos construyendo es que si los datos que utilizamos están sesgados, los sistemas inteligentes también estarán sesgados. Y esto puede ser un problema con casi todo: cuando calculen a quién concederle una hipoteca, la calificación de crédito de una persona o incluso en algunos sistemas que ya se están vendiendo en entornos judiciales, para calcular la tasa de reincidencia.