27 diciembre 2008

Todo depende del lado en que se mire

Esto es para que vean lo que llegan a sufrir los pobres regalos en esta época donde vilmente se los destroza con el único fin de ver su interior en un acto tan despreciable como primitivo, donde lo que una vez se usó para forrar, proteger y cuidar el contenido es rápidamente destruido a sangre fría.

Que pasaría si fuese al revés???



Por un mundo con regalos felices.

8 comentarios:

Natu dijo...

Que mente siniestra!

Dalma dijo...

igualmente me siguen gustando los paquetes grandes :P

Diego González dijo...

jajajaja!! BRILLANTE! jajajaj!

Psicologa con problemas dijo...

jajaj no lo habia pensado asi, tendre un poco mas de cuidado al recibir un regalito. Me dio miedito el regalo asesino´

tucuMALA

Gioconda dijo...

Y bueno... seré asesina =P
Ok, no te regalo nada entonces jejejejeje

Paul!ta dijo...

Ahhh no, no.
Yo generalmente los trato con mucha delicadeza.
Asi que si cobraran vida, nos pondríamos a jugar juntos con lo que hay en su interior.
Simplemente hay que despegar la cinta adhesiva.
Paz para todos!
Hasta para los papeles de regalo que en algún momento bastante lejano deben de haber sido árboles asesinados.
Bueno, ahora me deprimí por la idea. Todo el papel que desperdicio!

Blue Fairy meets Gepetto dijo...

yo desgarro todo el papel, tiro los moños, los ataco con tijeras y cutter si es necesario, por lo que creo debere cuidarme si las cosas se dieran vuelta!

La candorosa dijo...

Siempre me dio pena romper los envoltorios de los regalos...

Saludos!!