10 agosto 2009

Angustiante vencimiento

Es verdaramente lamentable y deprimente pensar que cuando muramos seguirá funcionando nuestra máquina de escribir y que nuestro televisor continuará inmutable emitiendo electrones. Cuando seamos polvo seguirán en pie catedrales y rascacielos, y firmes los miles de muebles que hayamos usado en vida.

La permanencia del objeto sobre lo humano es una burla grotesca para su creador.


Alberto Cardín (Via Microsiervos)

7 comentarios:

Ferchu dijo...

Si puede ser una broma, una ironia, pero tambien un legado para las futuras generaciones.
O psicologicamente hablando quizas en esos objetos este el deseo de sobrevivir por medio de ellos

Hellion dijo...

inteligente post , algo basado en la corporocracia hace que la vida humana se devalúe , saludoss.

M@bel_es_ Azul dijo...

Para los que tenemos una fe, no creemos que nuestro creador se haya burlado, al contrario, saber disfrutar de lo que tenemos nos hace no ser esclavos de ello.
Saludos.!!

GABU dijo...

Bueno todo lo circudante jeno a mi persona me importa un comino pero mis pertenencias bien podrìa inmolarlas conmigo al perecer,nouppppp??


Incendiaria la inita!!
jjajajajajaajjajaajajaj

BESOTINES

GABU dijo...

FE DE RATAS:

No se que catzo significarà "jeno",pero en verdàt quise escribir ajeno

;)

Nico Bari dijo...

Por eso hay que dejar bien preparado el testamento... para que la persona indicada se encargue de quemar todas las pertenencias, y resuelto el problema...

Saludos!

pelado1961 dijo...

Es lógico que los objetos permanezcan: después de todo, entre "tener" y "ser" hemos elegido "tener".

Provengo de una generación que quería cambiar el mundo, mientras que los pibes de ahora se desesperan por cambiar...el celular.