14 marzo 2010

Objetivos

Los objetivos son todo un problema, y no hablo de los objetivos de las cámaras, ni de los objetivos militares, que a veces son bases enemigas, y terminan siendo un jardín de infantes al que les cae una bomba y vuelan partes de pendejos para todos lados, sino de los objetivos vitales, esos que supuestamente nos deberíamos plantear para poder alcanzarlos algún día.

Acá es cuando se caga todo, uno va y plantea objetivos, y decididamente si uno plantea objetivos bajos, es un mediocre, y ni les digo si no consigue esos objetivos mediocres... uno pasa a ser un mediocre y un fracasado. Así que uno plantea esos objetivos ideales, que seguramente nunca vaya a alcanzar, y así cae en una espiral de resignación ante la no llegada. Es como la útopia, que sirve para caminar, pero ta, después que te esguinzaste la rodilla ya no está tan lindo andar caminando a la utopía, aparte viene el calor, y eso, y uno se siente como el pueblo judío caminando por el desierto ese del orto para toda la eternidá.




Y en la eternidá radica el problema, porque si uno fuese eterno, tendría mucho tiempo para ver que hacer y lograr los objetivos, pero no... es medio contrarreloj, porque todos sabemos que lo unico seguro desde que nacemos.. es que nos vamos a morir.

En algun momento, nos vamos a morir, viejitos, jóvenes, en algún accidente, del corazón, o si tenemos suerte de un viagrazo mientras andamos metiendo bola con alguna rubia que está que se parte, pero claro.. eso al igual que otras experiencias está reservada a un grupo selecto de personas.

Así que ta.. nada.. acá andamos, frustados como siempre, esperando pegar el estirón.

1 comentario:

M@bel_es_ Azul dijo...

...frustrados como siempre...
Se nota que sos una persona con mucho potencial, por esos despotricás de esta manera contra la mediocridad.
Marcar la diferencia no es fácil, pero tampoco imposible.
Saludos!