22 abril 2010

Me olvidé, eso me pasa por poner el titulo a lo ultimo.





Otro día más de esto, ultimamente la rutina me está comiendo la vida de a poquito. Es algo similar a estar muerto y rodeado por gusanos pero en vida, en realidad sin gusanos, sin el ataud, y sin la tierra, porque vale aclarar que en la oficina no hay un jardín o al menos un par de macetas donde algo verde florezca. Creo que lo mas verde que pasó por estos lados es una botella de Heineken, de la cual no hay rastros. Tendría que llamar a Lopez Mas a ver si encuentra alguna, o si encuentra un Charrúa, o un tiranosaurio macho.


No creo que tenga mucha suerte, sobre todo con los charrúas, porque ya se extinguieron. No así con los dinosaurios, Spielberg ya nos mostró que pueden volver a la vida en alguna isla puertorriqueña, y de paso hacer millonario al que lo haga... y es que nadie iría a la isla a ver a un Charrúa.. pero a ser comido por un dinosaurio.. bueno.. eso ya es otra cosa. Imaginate volver y meter fotos peleando con el dinosaurio en el facebook, o subirlas desde el iphone directamente mientras un bicho de esos te mastiquea una pierna. Un éxito, levantas pila de minitas seguro.




Pero bueno, para variar me olvidé de lo que iba a escribir, seguramente nada interesante, de hecho podría leer el post berreta este, y tratar de retomar el hilo, pero lo unico que me interesaría tomar ahora es algo que tenga alcohol y hielos, y como eso no va a suceder...

Me conformo con el mate, hasta que un dinosaurio me mastique.

Suerte.

PD: Sigo con el drama de las etiquetas... si alguien tiene alguna solución para poner mas de 5 mil, avise.

1 comentario:

Mariela Torres dijo...

¿Se extinguieron los charrúas?, ¿todos? En serio pregunto porque de chica creía que no había indios en la Argentina (esas cosas de la educación primaria durante la dictadura) y acá en Rosario está lleno de tobas venidos del Chaco, y Salta de coyas, que tienen las costumbres y lengua de siempre.