28 junio 2010

Ríos, Dinero y Demás

"Hay quienes han sugerido que los dueños de la antigua curtiduría deberían estar todos entre rejas por haberlo extermina­do todo en un río vivo y envenado a los que vivían en sus orillas, y puede que tengan razón, pero conviene recordar que esa misma curtiduría mantuvo nuestras vidas durante más de un siglo, que los mismos tintes que hacían que el Cayoga corriese rojo cada cua­tro o cinco días también llevaban el pan y la carne a nuestras me­sas. Cuando yo era chico, la gente sólo estaba asustada cuando el río no cambiaba de color, pues eso significaba despidos y que pronto llegarían malos tiempos. Pero, aun sin admitirlo, todo el mundo desconfiaba del río, y los que podían construían sus casas lejos de sus orillas. Cuando se publicó el estudio sobre el cáncer, éste simplemente reforzó lo que ya sabíamos por razones prácticas."


Puente de los suspiros
RICHARD RUSSO

No hay comentarios.: