11 julio 2010

Hace un mes, Quién iba a decir que un periodista iba a escribir esto el día de finalización del mundial....


Queridos lectores, ya lo vaticinó Silvina Ocampo hace 60 años: "¡Qué pronto llega lo horrible y que lentamente llega lo maravilloso".

Con esta humilde y circunstancial frase podemos ilustrar todo el gran ciclo del maestro Washington (mi tocayo) Tabarez al frente de la sorpresiva selección uruguaya. Pues le llegó lo horrible y lo maravilloso, casi al mismo tiempo.

Y por ahora, tengo que darle la razón a los especialistas que dicen que los ciclos comienzan de menor a mayor y que muchos equipos suelen explotar con toda su plenitud en el Mundial. Para que esto ocurra, el cuerpo técnico debe controlar al tiempo con cronómetro para que el equipo "no se pase" o llegue demasiado verde para los días mundialistas.

Mis palabras las puedo ratificar con dos ejemplos sensacionales. La selección de Bielsa del año 2002 que ganó todos los partidos antes del Mundial y se volvió en la primera ronda.

Caso contrario pasó con Uruguay que hizo unas pésimas eliminatorias y llegó al Mundial casi con lo justo, con lo mejor de su momento. Francamente, después de haber visto jugar a Uruguay contra la pobre e insólita Alemania, estoy en condiciones de decir que al equipo charrúa le faltaron dos partidos para consolidarse como el mejor equipo del mundo que, de hecho, lo es.

Quiero decir, si Uruguay jugara de nuevo el miércoles contra el rival que fuera, ya lo veríamos en un nivel superlativo, con un Forlán cada vez más enchufado y con un equipo completo en todas sus líneas. ¡Sorprendente!

Sí, queridos lectores, sorprendete fue la maestría de juego que ayer, le regaló Uruguay al mundo y primero a los que pensaban eran los mejores: los alemanes. Toque y toque, rapidez, muchísima entrega, talento y sorprensa arriba, un medio impecable que marcó los ritmos del partido siempre a favor de Uruguay.

Una semanita, más le faltó a Uruguay para ser campeones del mundo, no tengo la menor duda. De hecho sostengo que es mucho mejor que Holanda (lo demostró cuando jugó contra los naranjas) y ayer fue una tromba, prácticamente se llevó por delante a una más que nunca empalidecida y tirifila selección alemana.

Es así, queridos lectores, el fútbol no es una ciencia ni tiene grandes secretos: nos perdimos un campeón para ver esta tarde a dos campeones que no lo son tanto...



Uno es el cuco de Europa, España, que mejoró mucho en los últimos partidos (recordemos que clasificó por culpa de Chile más que nada), pero no exhibió un fútbol interesante y recién contra Alemania se vio a un equipo que, en el bar podemos decir "está bien, que sea campeón".

Algo parecidito le sucede a Holanda que a lo largo de esta desapasionada competencia mostró asombrosos e inexplicables puntos débiles que ni Brasil pudo aprovecharlos. En cambio, los aprovechó Uruguay, desnudándola al mundo, como queriéndonos abrir los ojos al decirnos "no son gran cosa los holandeses, son más que nada fuerza en el medio y rigurosidad casi católica a la hora de la efectividad". No tiene más. ¿Cuáles son estos puntos? Podría resumirse en un par de palabras: jugándole al toque (como de seguro le jugarán esta tarde los gallegos) Holanda se desintegra, se desmorona como una pared vieja.

Sé que a esta página acceden muchos seguidos, admiradores y chupamedias de este estilo de juego que representan estas selecciones europeas. Sé que muchos son latinoamericanos. No los entiendo, sinceramente.



Uruguay ha sido casi lo único interesante que dejó este mundial. Y merece el primer puesto. Pero como el fútbol es un deporte exitista y resultista (por eso no se permite la incorporación de la tecnología, pues desnudaría las fallas horrores humanos), es que esta tarde levantaran la Copa los mediocres, los que juegan a destruir la belleza.

Iba a hacer un comentario con respecto a Muslera, el arquero uruguayo, pero ya no tiene sentido, creo que es uno de los mejores arqueros y por él, Uruguay llegó al cuarto puesto y se quedó con el cuarto puesto también.

Un gran abrazo a todos los hermanos uruguayos, los verdaderos campeones.

Washington Cucurto
ESPN

Fuente

2 comentarios:

GABU dijo...

Demasiado lùcido a la hora en que la mayorìa anda repartiendo bifes a lo loco,eh?!

"...nos perdimos un campeón para ver esta tarde a dos campeones que no lo son tanto..."

Me quedo con esa frase por demàs elocuente! ;)

BESITOS Y A SEGUIR PARTICIPANDO

mandrake el vago dijo...

Comparto todo pero curubeto e sun chanta. PAra empezar: musleraaa! por celine dior! Uruguay demost´ro porqe no hayq e jugar sina rqero. Por lo demás: sin dudas los mejores anqe Alemania ganó en buena ley y creo que tirifilo y demases es exagerar, Alemania tiene un eqipazo per eso no desmerece le mérito celeste, lo agranda. Solo Alemania le pudo ganar en buena ley y de suerte y porqe uruguay jugó sin arqero (o con un emulo del brasileño felix)
Uruguay fue robado escandalosamente por Holanda sin dudas. Contra España en un partido limpio hubieraganado pero, convengamos, parguay tambien hubiera ganado en un partido limpio: los españoles son unos Veriii campioniiii... Del altromondoooo!!!!
Muerrrrtoooossss!!!!

GRande Uruguay!!!
Uruguayos campeones de america y del mundoooo!!!
:D :D :D :D