18 agosto 2010

Hacerse trampa al solitario.

Siempre me gustó esa frase quizá porque tiene o carece de sentido en sí misma. Ya que si pudiera hacer trampa en otras cosas, como al solitario... seguramente ganaría.

Para que voy a perder jugando al solitario, si puedo ganar haciendo trampa, y no hay perjudicados. Salvo yo mismo. Pongámosle: Yo quiero comprar un auto, y en realidad no tengo el dinero, pero de alguna forma extraña puedo conseguirlo, siendo yo el ùnico damnificado por una trampa inocente como dar vuelta la carta antes de sacarla y elegir cual agarro.... sería alguien tan pelotudo como para no hacerlo?

Ahí entonces se podría extraer: Tan pelotudo como NO hacerse trampa al solitario.

A no ser que te guste perder contra vos mismo, ya que en el caso del solitario no hay ni siquiera un ganador, porque juega uno solo, perder contra nadie esta jodido. Mejor hacerse trampa uno y ganarle.

Mucho mas disfrutable, es como ganar una final del mundo de visitante con un gol con la mano, en offside y con un foul al golero contrario 4 minutos pasada la hora.

3 comentarios:

Andre dijo...

Yo hago trampas, todo el tiempo, si juego sola, si juego con alguien, si no estoy jugando (?)
Así me va también (como el orto).

El Gaucho Santillán dijo...

Yo me hacìa trampa, al solitario.

Pero dejè de hacerlo.

Me retaba demasiado.

Saludos

leandro molins dijo...

Yo conosco un tipo que se hace trampa al solitario, sucede cuando ya no podes estar peor por que te moris.