26 agosto 2010

Momentos Odontológicos

Hoy tenía que ir a sacarme la muela del juicio, de hecho una de ellas, (ya que tengo las 4) y todavía no sé si no tengo alguna más escondida por ahí.


En la mañana el Odontólogo ve la placa, y me dice: No se ve bien la placa, aparte hay que cortar mucho hueso, yo ahora y así la verdad que no me animo y te voy diciendo que está complicada.

Y así es como uno pasa de estar tranquilo a cagarse hasta las patas.

4 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Y menos mal, que era el odontòlogo!

Mirà si era el proctòlogo!!!

Mariela Torres dijo...

Ay, qué feo. Yo tengo que ir al odontólogo, pero no me animo. Ya no me animaba antes de leer esto, así que nos sos responsable.

GABU dijo...

Y es mejor que vayas recordando que el odontòlogo es un serial killer en potencia!!
jajajajajajajajaja

P.D.:Las muelas de juicio creo que le han traìdo problemitas a tod@ la humanidat,pero de juicio,lo que se llama juicio,ni un àpice carajoS!!!

BESOS ANESTESIADOS ^O^

M@bel_es_ Azul dijo...

jajaj, perdóoooonnn!!!! jajaja
Yo pasé por una experienci similar y me la operaron, así que Don Bichi agua y ajo!!!