07 agosto 2010

Tuve una conversación similar en algún lado...

-¿Y cómo me ves tú a mi?
- Como un misterio.
- Ése es el cumplido más raro que me han hecho nunca.
- No es un cumplido. Es una amenaza.
- ¿Y eso?
- Los misterios hay que resolverlos, averiguar qué esconden.
- A lo mejor te decepcionas al ver lo que hay dentro.
- A lo mejor me sorprendo. Y tú también.

1 comentario:

johi dijo...

Una amenaza para el receptor, desafió para uno.

Lo que hay dentro de cada uno lo sabemos, solo que a veces no queremos hacernos cargo.