17 septiembre 2010

El método científico vs la religión


"Ahora, la invención del método científico y la ciencia es, estoy seguro de que todos estarán de acuerdo, la idea intelectual más poderosa, el marco más potente para el pensamiento y la investigación y la comprensión y para desafiar al mundo que nos rodea, y que se basa en la premisa de que cualquier idea está ahí para ser atacada y si resiste el ataque entonces vive para luchar otro día y si no resiste el ataque se desecha. La religión no parece funcionar así; tiene ciertas ideas centrales que llamamos sagradas o santas o lo que sea. Es una idea a la que estamos tan acostumbrados, ya sea que la suscribamos o no, que es un poco extraño pensar lo que de hecho significa, porque realmente lo que significa es: "Aquí hay una idea o un concepto del que no está permitido decir nada malo, simplemente no se está permitido. ¿Por qué no? - ¡Porque no!"


Douglas Adams

3 comentarios:

Mariela Torres dijo...

Me gusta esta frase, mucho.
Es así, la ciencia puede avanzar porque las ideas que no resisten el ataque no sirven. Por eso había escuchado una vez que para que una idea funcione hay que cuidarla mucho cuando recién nace, que es el momento en que todos la atacan.

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno, pero la existencia de un "Ser Supremo", es la ùnica idea religiosa que resiste cualquier ataque sensato.

Ya lo probò Descartes.

Ahora si hablàs de la "infalibilidad Papal", y otras pelotudeces por el estilo, entonces anda a cagar!!

Si pensàs que por no ir un domingo a misa, es pecado "mortal", y te quemàs en el infierno, clavate una lobotomìa!!!

Esas son cosas de hombres.

Dios, es otra cosa.

Por ejemplo, acà tengo un vaso de Cabernet. (muejeje), y es la obra que representa a Dios.

En serio.

(de que hablàbamos?)

pelado1961 dijo...

Yo te diría que el asunto es más bien cíclico.
El método científico representa un progreso real, progreso que vuelve a estancarse cuando la Ciencia se convierte casi en religión (a la cual el ciudadano promedio mira con temor reverencial sin animarse a cuestionarla).

Y entonces todo vuelve a empezar.