01 septiembre 2010

Maravillosidades


Es maravilloso el modo en que un pueblecito se mantiene al tanto de su propia existencia y la de cada uno de sus miembros. Si cada hombre y cada mujer, cada niño o cada bebé actúan y se conducen según un modelo conocido, y no rompen muros, ni se diferencian de nadie, ni hacen experimento alguno, ni se enferman, ni ponen en peligro la tranquilidad ni la paz del alma ni el ininterrumpido y constante fluir de la vida del pueblo, en ese caso, pueden desaparecer sin que nunca se oiga hablar de ellos. Pero, tan pronto como un hombre se aparta un paso de las ideas aceptadas, o de los modelos conocidos y en los cuales se confía, los habitantes se excitan y la comunicación recorre el sistema nervioso de la población. Y cada unidad comunica con el conjunto.


La Perla - John Steinbeck


5 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Es que somos animales de costumbres.

Ademàs, la vida en un pueblo, es aburrida.

Cuando alguien mete los cuernos, se comenta.

Saludos

Psicologa con problemas dijo...

imposible lo que planteas! (por suerte)

TucuMALA

Not just a moustache dijo...

la vida en un pueblo es como el pedo en el ascensor en el que sólo viajan dos personas

GABU dijo...

Pueblo chico,infierno GRANDE,suelen decir...

P.D.:Basta con que uno solito rompa con ciertas estructuras para que el mundo se sienta desestabilizado,no??

BESITOS CAMBIANTES :)

Levi dijo...

pueblo o no, el mundo es un quilombo.