27 octubre 2010

Espejos del alma


El último estudio procede de la Universidad de California en Davis. Deborah Hannula y su equipo mostraron a unos voluntarios fotografías de rostros superpuestos a escenas. Los probandos tenían que observar más tarde las escenas y seleccionar los rostros correspondientes. Hannula y su equipo, rastreando los movimientos oculares, observaron que incluso cuando los sujetos experimentales elegían una cara errónea, sus ojos eran arrastrados durante más tiempo hacia la correcta.

Nicole Branan en la revista Mente y cerebro

1 comentario:

El Gaucho Santillán dijo...

Es asì. Es asì.

Yo nunca me equivoco!!

Son las circunstancias.

Eso.

Saludos