04 noviembre 2010

Post Plagiado: PEDAGOGÌA DEL MÀS ALTO NIVEL. EL Dr FRAGAPANE, Y LA "PARADOJA DE LEVINGSTONE".

Estimados lectores, en esta ocasión tengo el agrado de compartir con ustedes, un post del notable Gaucho Santillán, ser a tener en cuenta en la blogosfera regional, y mundial, y porque no intergaláctica. Siempre es bueno tener a alguien a quien tirarle las culpas cuando venga un alien con un arma que no conozcamos, pero que haga estragos y pregunte: Quien es el responsable?.

A continuación el plagio que realizamos, disfruten:


En 1926, el Dr Harold Fragapane, habìa comenzado sus actividades, como titular de la càtedra de ciencias històricas aplicadas, en la Universidad de Hereborg, partido de Acasusso.

De los cientos de “Clases magistrales”, dictadas por el cèlebre doctor, y anotadas por su discìpulo, el “Profesor” Forrison Hard, explicitaremos aquì, solo un breve capìtulo, dedicado a la excelente dialèctica de la que hacìa gala Fragapane, dentro de los claustros universitarios.

“Cierta vez – anota Hard – encontràbase el Doctor Fragapane, terminando de dar las últimas informaciones a sus alumnos, sobre el examen final que se llevarìa a cabo, al día siguiente.

Tratàbase, aquel tema, de “La paradoja de Levingstone, o la respuesta de la Inocencia”.

--------------------------------------------------------------------------------------

(Nota de Forrison Hard):

La "Paradoja de Levingstone”, (o tambièn, "La Respuesta de la Inocencia"), segùn el Dr Fragapane, trataba sobre la recordada vez, en que el gran explorador, se perdiò en la selva, junto con su secretaria, a lomos de un burro.

Màs, habiendo muerto el burro, y sintiendo que no podrìan salir de allì, Levingstone, le insinuò a la secretaria, que èl, poseìa un “apèndice màgico” capaz de INSUFLAR VIDA. Y que podìan utilizarlo antes de perder las fuerzas (!).

Alborozada, la muchacha le respondiò con alegria (segùn reza el mito):

-“ Fantàstico! introdùzcaselo, pues, al burro. Asì revive, y nos vamos de aquì!”-

---------------------------------------------------------------------------------------

En su clase, el Dr Fragapane, finalizò diciendo que no habría excusas para quien no acudiese al examen, a menos que se tratase de un accidente grave, enfermedad, o muerte de algún pariente próximo.

Sin embargo, el típico gracioso, que en todo grupo existe, preguntó, simulando seriedad :

- “De entre esos motivos justificantes…¿podemos incluir el extremo cansancio por actividad sexual?”-

El claustro, por supuesto, explotó en risas, mientras que el Doctor Fragapane, con una sonrisa enigmàtica, aguardaba pacientemente a que todos callasen.

Entonces, miró al alumno y le respondió:

- “Eso, mi querido señor, no es un motivo justificante. Como la prueba será tipo test usted puede venir y escribir con la otra mano…, o puede usted contestar de pie, si es que no puede sentarse”-.

Otra prueba de la agudeza e ingenio superlativos, que jamàs abandonaron al este ilustre hombre de ciencias.

3 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Que bien escribe ese tipo.

Mandenle plata!

Saludos!!!

El Gaucho Santillán dijo...

Gracias , che!!

GABU dijo...

Jajajajajajajajajaj

El GAUCHO es uno de esos personajes dignos de descubrir en esta vassssssssta blogosfera!!

P.D.:Al margen de que tambièn sea una persona muy sensible y atenta... :)

BESOS CON LA PEDAGOGÌA AL PALO