02 diciembre 2010

Envidia



La envidia es la religión de los mediocres. Los reconforta, responde a las inquietudes que los roen por dentro y, en último término, les pudre el alma y les permite justificar su mezquindad y su codicia hasta creer que son virtudes y que las puertas del cielo sólo se abrirán para los infelices como ellos, que pasan por la vida sin dejar más huella que sus traperos intentos de hacer de menos a los demás y de excluir, y a ser posible destruir, a quienes, por el mero hecho de existir y de ser quienes son, ponen en evidencia su pobreza de espíritu, mente y redaños. Bienaventurado aquel al que ladran los cretinos, porque su alma nunca les pertenecerá.


Fragmento del libro “El juego del ángel”, de Carlos Ruiz Zafón.

2 comentarios:

Veronica Curutchet dijo...

nada más acertado que este párrazón! genial!

El Gaucho Santillán dijo...

No. no. Pero no va a ir al cielo, este "Zafado"!!

Ahora voy y le cuento al Benedicto!!

(Che, recien veo lo de "Red neutral". que es?)

saludos