23 diciembre 2010

Ni tanto...



Queremos ser más felices que los demás, y eso es dificilísimo, porque siempre les imaginamos mucho más felices de lo que son en realidad

Montesquieu

No hay comentarios.: