17 enero 2011

La sinceridad en persona

En estos tiempos que corren, cuando hay tanto engaño, falsedad y fallutismo, un niño toma la posta y le dice toda la verdad a su madre.

Habla sin pelos en la lengua sobre la necesidad de mercado, y el imapcto de las galletitas en la tierna infancia y la socialización humana.


2 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

no lo puedo escuchar.

Pero debe ser medio fuerte, parece.

Un abrazo.

GABU dijo...

Jajajajajajaajaj

Por algo serà que dicen quelos borrachos y los chicos,no mienten... ¬¬?

BESOP