17 agosto 2011

Viajes formidables



El LSD parecía tener excelentes cualidades para tratar problemas psicológicos y psiquiátricos, como demostraron ensayos clínicos emprendidos en la década de los cuarenta, pero cayó en el descrédito al asociarse a la vida libertina de quienes abogaban por su utilización en los años sesenta y todas las investigaciones fueron fulminadas tras su prohibición.

Según la revista The Economist, precisamente este verano finaliza uno de los primeros estudios clínicos que se han hecho en 35 años utilizando el LSD en el tratamiento de enfermos terminales y parece que la droga ha sido clave para ayudarles a bajar su nivel de angustia y ansiedad ante la muerte. Además, irónicamente, Harvard ha vuelto a convertirse en un centro de experimentación de LSD: un grupo de investigadores liderados por Edwin Wintermute están trabajando en una versión mejorada de esta droga.

Nota Completa en: El País

3 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Y escuchan "Lucy in The Sky with Diamonds"?

Saludos

Phil dijo...

Nunca terminaré de entender el quilombo acerca de lo que llaman "drogas".
En mi laburo hay montones de personas que no pueden empezar la jornada si antes no se mandan un toco de pastillas (legales, recetadas).

A veces parecen zombis, pero no han hecho nada que el doctor no recomiende....

Siempre me parece que la prensa es muy careta al tocar el tema.

JOAQUIN DOLDAN dijo...

a una conocida se lo recetó un psicólogo