11 octubre 2011

Cuales son las diferencias entre los cables HDMI - Uno caro o uno barato?

El otro día se rompió el cable que tenia y tuve que salir a comprar otro cablecito HDMI.
Como todo en la vida, en el supermercado donde fui a comprar, había grandes diferencias de precios, y digo realmente grandes diferencias de precio por el mismo producto.
Y como realmente no tenía ni puta idea, compré el más barato. Total, se iba a romper igual que se rompió su antecesor.


 La cosa es que vi un post por demás interesante sobre los cables de mierda estos, una parte de ese artículo se las voy a pasar a compartir.
Para leer el texto completo entren a Alt1040. Está bien explicadito.


¿Cuál es la diferencia entre un cable HDMI barato y uno caro? Por ejemplo, cuál creen ustedes que es la diferencia entre un cable que vende Amazon España por 3,68€ y uno de 150€ que se vende en Pixmanía?
 Respuesta corta: no hay diferencia alguna. Si necesitas un cable HDMI, compra el más barato, no te lo cuestiones ni te o preguntes más. Para el 99% de los casos (conectar la consola de videojuegos, el home theater, el DVR o el reproductor de Blu-Ray a la TV y otros usos “caseros”), es mucho más que suficiente.
  
Respuesta larga: no solo no hay diferencia alguna, sino que la variación de costos más que depender de la calidad de construcción del cable, tiene relación con el margen de ganancia que una marca está dispuesta a tener aprovechándose del desconocimiento general del cliente frente a una tecnología que tiene poco tiempo desde que se adopta a nivel general.

HDMI (High-Definition Multimedia Interface) es un estándar de audio y vídeo digital cifrado sin compresión apoyado por la industria sustituír al euroconector. Al ser datos digitales, el cable simplemente se encarga de transmitir los 1 y los 0 entre dos aparatos que entienden el estándar y se encargan de interpretarlos para mostrar una imagen y/o reproducir un sonido. Es simplemente un medio de transmisión de datos.
 
En la década de los 80s y los 90s se popularizó la práctica de poner precios muy altos a cables supuestamente premium especialmente para conectar altavoces a equipos de sonido y reproductores VHS o DVD a la TV. La señal, al ser análoga, supuestamente mejoraba cuando el material del cable era superior, la técnica fue un éxito, no solo por el deseo de que el video o audio se vea y suene mejor, sino porque compañías como Monster Cable representaban (y aún representan) márgenes muy altos para las tiendas de electrónica/audio/video, llegando al punto que se puede llegar a ganar más dinero vendiendo cables que vendiendo reproductores. En consecuencia, los vendedores de este tipo de establecimientos están entrenados para ofrecer al cliente justamente estos cables.
Pero la realidad es que aún con señales análogas no se percibieron diferencias reales usando el método de doble ciego para determinar si un cable de $300 dólares funciona mejor que uno de $15. Considerando que con una señal digital solo se transmiten impulsos eléctricos que representan 1 y 0, tampoco habrá diferencia alguna.
 Y no, un conector de oro tampoco mejora la señal o la calidad.
 




2 comentarios:

El Gaucho Santillán dijo...

Abreviando : son unos chorros.

(como no se me ocurriò a mi!)

pelado1961 dijo...

Creo que anduvimos en la misma.
Compré uno de cinco metros en la Feria de Tristán Narvaja y anda bien de bien.
Procedencia china, claro está (de oro del que c.... el moro).