18 noviembre 2011

Descontrol en el Liceo Francés.

La siguiente nota no salió en ningún medio de la tele, o al menos no lo vimos, tampoco sabemos si es verdá y por supuesto tampoco pedimos permiso para publicarla a Camila Ginés que fue la que lo escribió.

Camila, cualquier cosa mandá un mail que borramos el post.

Les pasamos a copiar el artículo del que pueden leer su versión original



Bajo el efecto de drogas, estudiantes del Liceo Francés dañaron parte del establecimiento y agredieron física y verbalmente a otros alumnos y a autoridades. La institución considera que "se equivocaron", por eso resolvió suspender a varios y hacer, también, denuncias penales.

Fecha: 16/11/2011
Autor: Camila Ginés

Como despedida de fin de año, la generación de futuros graduados se juntó a unas cuadras del liceo para comenzar lo que se conoce como “Fiesta del agua”, donde alumnos y ex alumnos acostumbran mojarse y cantar junto a profesores y funcionarios en un ambiente de armonía y respeto. Pero en la última edición de esta "guerrilla de agua", realizada el lunes 17 de octubre, el respeto estuvo ausente y se vivió un clima de tensión y violencia.

La noche anterior -contó un alumno-, realizaron una reunión secreta en la casa de una de las estudiantes de la clase. Allí escondieron gallinas y patos, además de alcohol y pancartas. Uno de los “líderes” del festejo pidió, mediante Facebook, que el lunes estén todos a las ocho de la mañana, como cualquier otro día.

Desde las ocho hasta las diez de la mañana hubo clase normalmente, pero durante los recreos comenzaron a ingresar los elementos para la “fiesta”: máscaras, papel picado, espuma, y los animales. Mientras tanto, una estudiante contó que algunos alumnos no entraron a clase y se quedaron en las viviendas frente al liceo tomando alcohol, fumando marihuana y consumiendo LSD.

A las 10 de la mañana, se reunieron todos en el salón donde se encuentra la salida de emergencia. El grupo que lideraba el “festejo” propuso que todos los jóvenes usaran unas máscaras de cordero, rostros de bebés y del muñeco infantil Barney.

Un estudiante, meses atrás, hizo una copia de las llaves de la puerta de emergencia. Por esa puerta dejaron entrar a ex alumnos -algunos expulsados de la institución-, a egresados y otros jóvenes, que no eran estudiantes del liceo. Según contó una chica que presenció la "fiesta", el grupo ingresó al lugar, uniéndose a los que estaban en el salón, todos enmascarados, al grito de: “¡A romper todo!”.

Mientras algunos solamente tiraban espuma y papeles como sucede tradicionalmente, otros comenzaron con los destrozos: arrancaron y despedazaron lockers, algunos fueron tirados a las letrinas del baño; soltaron patos y gallinas; rompieron vidrios y una cámara de seguridad con un bate de béisbol; bombas de humo dentro los salones donde habían estudiantes más chicos; lanzaron macetas y cartucheras desde el cuarto piso; patearon y rompieron puertas; descargaron los extintores de incendio; tiraron huevos; insultaron y agredieron físicamente a un funcionario del colegio.

Luego salieron del liceo y, mientras un grupo reducido entró a limpiar, otros alumnos continuaron haciendo destrozos afuera: tiraron huevos a las ventanas del liceo y dañaron automóviles que estaban estacionados en la vereda, por lo que luego los vecinos se quejaron. Mostraron un par de banderas con dibujos y leyendas obscenas, donde se acusaba de promiscuas a algunas estudiantes y de pederasta a un funcionario del colegio. Mientras tanto, un grupo de alumnos seguía consumiendo drogas, en particular LSD, fumando marihuana y alcoholizándose en extremo con vino, whisky, caipirinha, cerveza y tequila.

“Lo único que vi fue que pusieron música y estaban todos en la plaza y frente al liceo", comentó el sereno de un edificio de la cuadra. "Y vi que vino la policía para que despejaran la calle, porque estaban bloqueando el paso de los autos”.

Tomar medidas

Luego del incidente, la Dirección del colegio envió este comunicado a los padres de los alumnos de la generación:

La Dirección del Liceo Francés, su Equipo Docente y la Sociedad Francesa de Enseñanza se dirigen a los padres con motivo de los lamentables episodios ocurridos dentro y fuera del edificio del liceo con motivo de la “Fiesta del agua" de los alumnos de Terminale /6º 2011 el día lunes 17 de octubre.
Corresponde informar que la institución ha adoptado varias medidas como consecuencia de estos acontecimientos:
1) Se ha realizado la denuncia policial identificando a las personas responsables de los destrozos dentro y fuera del colegio, entre las cuales hay alumnos y ex alumnos. Varias personas, entre las que había algunos ex alumnos, entraron al liceo enmascaradas, a través de una puerta de salida de emergencia, la que abrieron con la llave apropiada -sustraída y copiada con anticipación- tras haber saltado por encima de las rejas, desbordando cualquier intento de contención como el que realizaban los directores y los profesores en esos momentos de sorpresa.
2) Se ha suspendido a los responsables de los desmanes prohibiéndoles el ingreso al liceo hasta las fechas de sus pruebas y/o exámenes. Se les ha informado asimismo que, de perder el examen, no serán readmitidos el año próximo. Otros alumnos, cuya responsabilidad fue menor, han sido también suspendidos.
3) Se abonarán los gastos de reparación y/o reposición con los fondos de la recaudación del grupo para su fiesta de graduación.
4) Se suspenden hasta nuevo aviso todas las actividades de recaudación de fondos de los alumnos de Term. /6º.
5) No se realizará ni la ceremonia de graduación ni la de entrega de diplomas correspondiente a la generación 2011.
6) Se incluirá en el Reglamento Interno la prohibición de realizar la “Fiesta del agua”.
Esta “fiesta” fue claramente premeditada, a diferencia de las anteriores en las que solamente había “guerra de agua” y algunos excesos menores, propios de la edad de los participantes.
Esta vez hubo una agresividad inusitada, alcohol, drogas, huevos, carteles obscenos pintados con anticipación.
Es preciso asimismo realizar una reflexión conjunta. Se hablará con los alumnos de cada grupo y nivel, para que entre todos reflexionemos acerca de la gravedad de estos acontecimientos, que no condicen con los valores que procuramos transmitir como institución. No es posible que, tras haberse educado y crecido en el Liceo Francés, cuando están a punto de egresar del mismo, lo agredan con tal saña que demuestra un desapego a su lugar de trabajo y estudio (incompatible con nuestros esfuerzos y desvelos para contribuir a su formación moral y ética).
Apelamos a que la reflexión tenga lugar también en los hogares, porque es de la sinergia emergente de la acción docente y familiar que surgirán los correctivos que nos ayudarán a todos a erradicar estos comportamientos y a encaminar a nuestros jóvenes por la senda que todos aspiramos.

Montevideo, 21 de octubre de 2011.
Dirección - Equipo Docente - Sociedad Francesa de Enseñanza


1 comentario:

El Gaucho Santillán dijo...

Y sì.

Estos franceses siempre fueron unos pervertidos.

Saludos indignados.