17 noviembre 2011

El hipo en la religión


Una monja va al médico con un ataque de hipo que ya le dura un mes.

- Doctor, tengo un ataque de hipo desde hace un mes que no me deja vivir. No duermo, no como, ya me duele el cuerpo de tanto movimiento compulsivo involuntario.

- Tiéndase en la camilla, hermana, que la voy a examinar – dice el médico -.

La examina y le dice:

- Hermana, está usted embarazada. La monja se levanta y sale corriendo de la consulta con cara de pánico.

Una hora después el médico recibe una llamada de la madre superiora del convento:

- Pero Doctor, ¿qué le ha dicho a la hermana María?.

- Verá madre superiora, como tenía un fuerte ataque de hipo, le di un susto para que se le quitara y supongo que ya se le habrá quitado, ¿no?.

- Sí, a la hermana María se le ha quitado el hipo,
pero el cura se ha tirado del campanario.

4 comentarios:

Antonio dijo...

Esta bueno.

Un abrazo.

Antonio dijo...

Soy el Gaucho, me olvido de cambiar la cuenta!!

GABU dijo...

Jjaajajajjaj

Cuantas verdades 'esconde' ese chiste (?) ¬_¬

BESOS Y ESPANTO

JOAQUIN DOLDAN dijo...

jeje ta barbaro