22 marzo 2012

El Cementerio de la Recoleta

Hace unos días leí un gran post del Cementerio de la Recoleta, en la que se cuentan algunas historias referente al mismo.

A continuación les comparto una de ellas:

A principios del siglo 20, uno de los cuidadores del cementerio , llamado David Alleno, resolvió construir en èl, su propia tumba.

Claro que Alleno no ganaba demasiado dinero (era un empleado raso) por lo cual, la tarea le llevò muchos años pasando miserias y penurias, y poder terminar su panteón.

Nunca tuvo casa. Nunca se dio gustos. Nunca se casò. Entre 1891 y 1910, llevò una vida miserable.

Pero, ahorrando, empecinado, llegò a viajar a Gènova, donde encargo un costoso altorrelieve, que lo muestra (todavía hoy), con sus herramientas de trabajo.

Logrò finalizar la obra, y se cuenta que, durante su jornada de trabajo, lo visitaba todo el tiempo.

Estaba enamorado de su panteón.


---------------------------------------------------

Estaba tan contento con su panteón, que para inaugurarlo..... se suicidò!

Hoy en dìa, es su ùnico y feliz ocupante!.


blog del Gaucho para leer las restantes historias.

2 comentarios:

GABU dijo...

Leí el postulo del GAUCHO y me pareció súper interesante!!

P.D.:No conozco el Cementerio de Recoleta -defecto típico de Argentino que sale a recorrer el mundo,antes que su propio país :/-,pero sé de sus miles de historias y fábulas asombrosas... ;)

BESITOS GUIADOS

emily1 dijo...

joo es verdad esa historia? pobre toda la vida trabajando para su muerte!!
saludos