20 septiembre 2012

Granada en un partido de Futbol (IRAN)

En Isfahan, Iran, unos aficionados han marcado un nuevo punto alto en el hecho de hacer valer la localía.

Todos conocemos las apedreadas a los omnibus, las escupidas a los jugadores, los pedazos de cemento que vuelan desde la tribuna, alguna pila de radio walkman, o batería de celular, algún Tango 300 (arma mortal), o incluso alguna botella que a veces logran impactar en un esforzado futbolista, hecho que generalmente logra suspender un partido, aunque podría ser más efectivo el hecho de ultimar al habilidoso del cuadro contrario utilizando un francotirador en una estrategia de minimización de daños colaterales. Pero en el fútbol competitivo de hoy día, el impacto sicológico de las técnicas terroristas parece tener mas resultado que la agresión a un jugador puntual, amedrentando al grupo de futbolistas, con la posibilidad del un daño menos letal, pero mas devastador. Ya lejos quedaron los proyectiles, y otras técnicas como los secuestros y los apretes.

Ahora directamente se lanzan granadas a la cancha.

Sino miren el videito:



2 comentarios:

GABU dijo...

El jugador casi que ni se inmutó,era cómplice???

¡¡EL MUNDO ESTA PATAS PARA ARRIBA QUE LO PARIÓ!!!!

BESOPS

El Gaucho Santillán dijo...

Bien! Bien!!

Que venga el iraní!!!


MORIRAN CAGONES!!! PUTITOS DEL LAGUITO!!!! DE ACA NO SE VAN!!!!

(por que no se nos ocurrio esto?)

Saludos.