08 julio 2013

El Quebranto Social

“Muchos hombres se hicieron sumamente ricos, pero eso era algo natural de lo que no había que avergonzarse, porque nadie era verdaderamente pobre, al menos nadie que valiera la pena mencionar. Y para todos los mercaderes más ricos y prósperos, la vida se hizo bastante aburrida y mezquina y empezaron a imaginar que, en consecuencia, la culpa era de los mundos en que se habían establecido…Y así se establecieron las bases para una nueva y asombrosa industria especializada: la construcción por encargo de planetas de lujo…planetas de oro, de platino, de goma blanda con muchos terremotos. Tanto éxito tuvo esa aventura que Magrathea pronto legó a ser el planeta más rico de todos los tiempos y el resto de la Galaxia fue reducida a la pobreza más abyecta. Y así se quebró la organización social, se derrumbó el Imperio, y un largo y lóbrego silencio cayó sobre mil millones de mundos hambrientos, únicamente turbado por el garabateo de las plumas de los eruditos mientras trabajaban en pulcros trazados sobre el valor de la planificación en la política económica.”

La Guía del autoestopista galáctico.
Douglas Adams

No hay comentarios.: