17 agosto 2013

Los de afuera son de palo.

Hay algunos límites que hay que respetar, sobre todo cuando estamos hablando de una empresa que busca promocionar un negocio, y se va siempre mas allá de donde se debería, caminando en un sendero que bordea lo ético.


Este es un ejemplo de cuando se van al carajo. 
Una falta de respeto hacia toda una identidad, un país. 
Esto es orinarse sobre 3.000.000 dea almas, es una flagrante apropiación indebida de una frase que no dije yo, pero sí un compatriota destacado, un héroe nacional.
Una frase que representa un pueblo. 

Porque nadie puede negar que la persona quien dijo esa frase, en ese momento tan particular es para nuestro país, es casi tan grande como el prócer. A diferencia de nuestro de Prócer, el ganó, salio victorioso, no así nuestro procer, quién luego de derrotado decidió irse al Paraguay y mandar a todos a la mierda. Alguien que seguramente no se haya dado por vencido, sino que se dio cuenta que el mundo es una mierda, y que son todos unos reverendos chupapijas y que no importa nada más que irse a donde a uno no le rompan los huevos a dejarse por el éxtasis de la mezca de putas, alcohol y drogas. Bueno, el prefirió ir al Paraguay con un señor de color que le cebara mate, pero acá no se juzga a nadie. 

Extrañamente este suceso despierta un nacionalismo estúpido y ciertamente despreciable. 
A las armas.
A MATARLOS A TODOS, HIJOS DE PUTA!





Bueno, básicamente ustedes, señores de Personal, invirtiendo en esta promo de mierda, usando una frase emblemática de un país, dicha por un niño maleducado y dirigida a un cuadro de gordos de mamá vestidos en una camiseta a rayas, representando a un país cercano al nuestro (con lo que ello conlleva) y que además están practicando un deporte elitista en el que el pueblo claramente no se identifica, ya que el Rugby no es practicado por todas las clases sociales, ni despierta las mismas pasiones que el fútbol.

Usar la frase del "Negro Jefe" en ese deporte oligarca, no tiene perdón de Dios.

No no olvidemos además que es un comercial donde se veja la identidad de todo un país. Sepan ustedes, que ojalá ardan el en el mismisimo infierno siendo vejados repetidamente hasta llegar al éxitasis sentados en la poronga inflada de un mastodonte ya extinto.

Sepan que nos vengaremos... y nos indignaremos, y no dejaremos golpear nuestras raíces.

Salvo que salga un Galaxy S4.
Ahi vemos...


No hay comentarios.: