13 octubre 2013

La búsqueda del Destino.


El destino suele estar a la vuelta de la esquina. Como si fuese un chorizo, una furcia o un vendedor de lotería: sus tres encarnaciones más socorridas. Pero lo que no hace es visitas a domicilio. Hay que ir a por él.

1 comentario:

El Gaucho Santillán dijo...

Pero yo conozco atropellados por el destino.

Saludos